elevacion mamas cirugia estetica toledo

¿Estás pensando en una elevación de pecho?

Cuando hablamos de operaciones estéticas de pecho, la primera de ellas es, sin duda, la de aumento. Esto es lógico ya que se trata de la cirugía estética más demandada en todo el mundo, y no parece que vaya a dejar de serlo, al menos, y a juzgar por nuestra experiencia y por el día a día, en un futuro próximo. Sin embargo, a nivel estético es tan importante tener un pecho en armonía en cuanto a tamaño como en cuanto a forma.

Lactancia, una precipitada pérdida de peso…o simple genética. Estos son algunos de los motivos más comunes por los cuales el pecho femenino puede presentar un aspecto “caído”. Desde luego, esto no resulta agradable para ninguna mujer, y muchas de ellas buscan soluciones con las que lograr una apariencia del busto con la cual se sientan más cómodas. Pero, ¿es esto posible? Sí, mediante una elevación de mamas.

Elevación de pecho

Sin necesidad de utilizar ningún implante, la elevación de pecho es la solución a este problema. Si analizamos la anatomía del pecho femenino, podremos observar el surco inframamario, o lo que es lo mismo,  el pliegue que sirve de unión entre la mama y zona torácica; si la areola y el pezón se mantienen por encima de la altura de este pliegue, la apariencia del pecho será firme. El cirujano logrará esto eliminando solamente el mínimo tejido necesario, y nunca tejido mamario, a no ser que un excesivo volumen así lo sugiera.

La operación en sí dura entre 90 y 120 minutos, y requiere anestesia general o, en algunos casos, una simple anestesia local complementada con una fuerte sedación.

Si deseas obtener más información acerca de este o cualquier otro tratamiento de cirugía estética, en Cirugía Estética Toledo te ofrecemos una primera consulta gratuita en la que conocerte y resolver tus posibles dudas.

recomendaciones rinoplastia toledo

Recomendaciones a tener en cuenta en una rinoplastia

La rinoplastia u operación de nariz es una de las cirugías estéticas más demandas en España, especialmente entre los hombres. Además de obtener con ella una mejor apariencia, resultando después de ella un rostro más armónico, nos puede evitar muchos problemas de salud relacionados con una morfología anormal de la estructura ósea de la nariz. Por tanto, es muy importante que se extremen las precauciones y cuidados a la hora de someterse a una rinoplastia.

Numerosos congresos de profesionales se han dedicado específicamente a esta especialidad concreta dentro de la cirugía estética, y de ellos podemos rescatar algunos de los puntos que se han de tener en cuenta si un paciente decide someterse a una rinoplastia:

Se ha de recurrir siempre a un profesional con la titulación adecuada; en este caso, a un Médico Especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora.

El centro hospitalario donde ha de llevarse a cabo la operación debe contar con un quirófano homologado.

El preoperatorio ha de contar contar con las pruebas específicas recomendadas, como un electrocardiograma, una analítica o, en algunos casos, una radiogarfía de tórax.

Se aconseja que el paciente sea mayor de edad, pues la estructura ósea puede no estar formada por completo; además, el impacto psicológico que puede generar en un menor una operación estética es mayor.

Es importante informar al especialista de manera detallada sobre los motivos que nos han llevado a acudir a él: estéticos, o de salud (problemas respiratorios y derivados). De igual modo, el especialista ha de informarle acerca de qué expectativas pueden cumplirse tras la operación, pues cada paciente posee unas particularidades que condicionan el resultado final.

 

El especialista será quien valore la mejor técnica para afrontar la operación, pues esta puede ser abierta (mediante una pequeña incisión), o cerrada (accediendo a la estructura ósea por las fosas nasales)

Si deseas saber más acerca de la rinoplastia, no dudes en visitarnos, pues en Cirugía Estética Toledo te ofrecemos una primera consulta totalmente gratuita.

 

creencias cirugia estetica

Falsas creencias acerca de la cirugía estética

A pesar de que nuestro país es en el que más intervenciones de cirugía estética se realizan en toda Europa (65.000 según la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética) existen falsos mitos que es conveniente desterrar. Si estás pensando en someterte a una cirugía estética, te interesará clarificar ciertos puntos.

Las falsas creencias más extendidas

  • La liposucción es el remedio definitivo para adelgazar. La liposucción ayuda a reducir la grasa innecesaria que se acumula en ciertas partes de nuestro cuerpo, pero siempre ha de ir acompañada de un esfuerzo por parte del paciente en su dieta y hábitos de vida.
  • La cirugía facial deforma la cara. En el pasado quizá se pudiesen dar casos en los que el resultado no fuese el esperado, pero los avances en la materia dan como resultado de este tipo de técnicas una apariencia natural.
  • Los implantes de pecho afectan a la lactancia y a la detección del cáncer de mama. En cuando al primer aspecto, recientes estudios han demostrado que los niveles de silicona en leche materna son equivalentes entre mujeres que se han sometido a un aumento de pecho y aquellas que no lo han hecho. En referencia al segundo, siguiendo las especificaciones señaladas por el especialista e informando conveniente al profesional que realice la prueba, no ha de existir ningún inconveniente.
  • La cirugía plástica requiere continuos retoques. Si bien es cierto que es necesario respetar las indicaciones del profesional en lo que a postoperatorio se refiere, la mayoría de intervenciones son de por vida.
  • La cirugía estética es muy dolorosa. Los avances en las técnicas se traducen en tratamientos menos invasivos y en una reducción del tiempo de ingreso del paciente.
  • La cirugía estética es peligrosa. En este punto sí debemos dar la razón, en parte, a la creencia popular: si se acude a clínicas que no cuentan con profesionales cualificados y reconocidos, nos expondremos a un serio peligro para nuestra salud, por lo que debemos asegurarnos de que el centro al que acudamos es el idóneo.
  • La cirugía plática solo ha de realizarse en determinadas épocas del año. La idoneidad de someterse a una operación en uno u otro momento depende de las necesidades del paciente, pues será él quien determine si podrá respetar los plazos de pre y postoperatorio.
  • La cirugía estética solo afecta a nuestra apariencia. Un aspecto físico con el que estemos contentos repercute de manera positiva en nosotros a nivel psicológico, pues contribuye a mejorar nuestro autoestima.
  • Cirugía estética equivale a cicatriz. Si el profesional especialista que lleve a cabo la intervención goza de experiencia, sabrá cómo realizar la cirugía para que esta no deje huellas en nuestro cuerpo, aprovechando las arrugas, pliegues y cavidades naturales de nuestro cuerpo.
  • La cirugía es cosa de mujeres. Cada vez son más los hombres que se deciden a mejorar su aspecto físico: la ginecomastia o reducción de senos, la rinoplastia, blefaroplastia o la liposucción abdominal son las intervenciones más demandadas por los varones.

Si tienes cualquier otra duda, o necesitas profundizar más acerca de los puntos expuestos, en Cirugía Estética Toledo te invitamos a resolverla ofreciéndote una primera consulta gratuita.

empezar hacer ejercicio

¿Quieres hacer más ejercicio en 2017?lee esto

Arrancamos 2017, y como siempre, son muchos los propósitos que nos fijamos para empezar con buen pie este año. Por desgracia, no siempre son fructuosos nuestros intentos de mantener una rutina o fuerza de voluntad que conviertan nuestros primeros pasos en productivos, y uno de los mejores ejemplos es la intención de hacer más ejercicio.

En los últimos años se ha producido un notable aumento del número de personas que practican ejercicio: antaño eran solo unos poco “elegidos” los que eran capaces de correr durante 10 km , mientras que en la actualidad esta distancia es casi la mínima a la que se han de enfrentar lo runners que deciden inscribirse en alguna carrera popular.

¿Es efectivo lanzarse a la calle o al gimnasio movidos por nuestra irreflexiva primera voluntad, o es más efectivo hacer una correcta planificación que nos facilite la tarea? Factores como el sedentarismo precedente, la edad, el resultado esperado…han de tenerse presentes antes de comenzar a hacer ejercicio regular.

¿Qué deberíamos hacer para evitar contratiempos?

En primer lugar, debemos señalar que no es lo mismo sufrir una lesión leve, que poner en serio riesgo nuestra salud: por ejemplo; es aconsejable que, si la intensidad del ejercicio va a ser relativamente intensa, procedamos a examinar a fondo nuestro estado físico, asegurándonos de que, por ejemplo, ninguna anomalía en nuestro corazón nos vaya a jugar una mala pasada durante la práctica de ejercicio.

Si esos exámenes confirman un buen estado de salud, ya podremos elegir la actividad física o deporte que más nos convenga o queramos practicar. Entre las más comunes:

Natación. Ideal para problemas de espalda, se ejercitan un gran número de músculos del cuerpo con su práctica, y el desgaste de nuestro cuerpo se reduce debido al medio acuático.

Ciclismo. Perfecto para personas que tienen problemas en las rodillas, ya que estas sufren menos al no haber impacto con ninguna superficie durante el pedaleo.

Correr o caminar. Estas dos actividades, aunque de intensidad distinta, comparten los beneficios a nivel cardiovascular, y están especialmente indicados si es la salud lo que realmente te importa, pues no obtendrás un volumen de masa muscular mayor a través de ellos.

Si vienes de un largo periodo de inactividad física, debes incrementar la carga paulatinamente, respetando siempre los descansos para que tu cuerpo se recupere de manera adecuada pues de no hacerlo es probable que suframos una lesión, y con ella un nuevo periodo de inactividad. No tengas prisa, pues el sistema cardiovascular se adapta mucho mejor al ejercicio que el musco-esquelético, por lo que pronto notarás que sientes menos asfixia y podrás ir progresando.

Es importante que el ejercicio se complemente con una alimentación saludable, ya que ello dará lugar a una reciprocidad positiva: cuanto mejor sea tu alimentación mejor podrás ejercitarte, y esto provocará que te animes a seguir comiendo sano.

La práctica de ejercicio te ayudará a mejorar tu salud, y a tonificarte; sin embargo, si lo que te preocupa, además de la salud, es lucir una mejor figura y crees que la medicina estética puede ayudarte a conseguirlo, en Cirugía Estética Toledo te ofrecemos una primera consulta gratuita en la que nos expongas tu caso y asesorarte de la manera más correcta.