cirugía de labios natural

Consejos para una cirugía de labios

La queiloplastia o cirugía de labios natural es un tratamiento estético utilizado para remodelar los labios.

Son muchas las personas que solicitan una reducción del tamaño de los labios, mientras otras desean unos labios más gruesos y voluminosos.

La queiloplastia se practica para reducir el tamaño de los labios naturales.

Y en segundo lugar para extraer infiltraciones o implantes colocados anteriormente para aumentar el volumen.

¿Cómo se realiza la cirugía de labios natural?

La cirugía se realiza bajo anestesia local o general, dependiendo del cirujano y del paciente.

El cirujano suele reducir el tamaño de los labios eliminando una pequeña cantidad de tejido de debajo de la piel.

En el caso del aumento se utilizan los implantes o las infiltraciones.

Queiloplastia de aumento

Algunos cirujanos sugieren el uso del tejido del paciente para realizar una cirugía de aumento de labios.

Antes de la cirugía, se suele sacar el tejido del abdomen o los glúteos.

En ocasiones se extrae el tejido de la zona de la cara.

Un vez terminada la cirugía de labios natural quedarán algunas cicatrices en el área de extracción del tejido.

Otra opción es utilizar infiltraciones para aumentar el volumen de los labios.

Acido hialurónico, aceite de silicona o tejido Gortex es utilizado para aumentar el tamaño.

Además, si el paciente con posterioridad desea realizar una reducción es más sencilla con este procedimiento de infiltración.

Reducción de labios

Si nuestro paciente requiere una reducción de labios, el cirujano suele realizar pequeños cortes cerca de los labios, para extraer tejido.

Para llevar a cabo la extracción utiliza normalmente pinzas.

Es por ello que la cirugía de labios natural en este caso es mínimamente invasiva y su duración suele ser de unos 20 minutos.

Resultados de la cirugía de labios natural

Finalmente, los resultados siempre van a depender del tipo de implante o infiltración que haya recibido el paciente.

Los aumentos de labios, utilizando tejidos grasos son los más efectivos.

Sin embargo, aquellos que optan por la infiltraciones requieren la realización de retoques cada cierto tiempo.

A partir de aquí, visitar a un profesional acreditado es lo más sencillo para tomar una decisión sobre el procedimiento a seguir.