• clinica liposuccion toledo
  • adelgazar
  • quitarse kilos
  • clinica toledo liposuccion
  • eliminar grasa corporal
  • toledo liposuccion

LIPOSUCCIÓN en Toledo

La liposucción es una técnica de cirugía estética muy habitual, debido a sus efectos inmediatos y duraderos. La acumulación de grasa en zonas específicas del cuerpo es uno de los problemas estéticos y de salud más importantes, con la liposucción se eliminan estos cúmulos de material adiposo de manera segura y eficiente.

La liposucción en Toledo es una práctica quirúrgica muy habitual, debido a los resultados que ofrece y las técnicas que actualmente llevamos a cabo.

¿En qué consiste una liposucción?

La técnica consiste en introducir una cánula y, a través de ella, succionar el tejido adiposo localizado en la zona a tratar. Para ello se utiliza una máquina de succión por vacío. 

La liposucción en Toledo utiliza los recursos más avanzados para obtener los mejores resultados, minimizando las molestias. Hay varias técnicas para realizarla:

Láser. Se usa láser para reducir el sangrado y facilitar la extracción de la grasa. De esta manera el procedimiento se hace menos traumático para el organismo y el postoperatorio es más cómodo.

Liposucción húmeda. El cirujano inyecta una solución especial antes de realizar el aspirado. El objetivo es, al igual que con el láser, facilitar el procedimiento y reducir los tiempos de recuperación. 

Liposucción con anestesia local. Dependiendo del caso, el cirujano puede   realizar la operación con anestesia local, de esta manera el paciente puede abandonar el centro hospitalario el mismo día de la intervención. Con esto, el postoperatorio también es más rápido.

Lipoescultura. Se lleva a cabo un proceso de lipoescultura cuando el cirujano, además de extraer la grasa, la reinyecta en otras zonas del cuerpo, esto se hace para lograr una mayor armonía en las proporciones. En este caso es especialmente importante la experiencia del cirujano.

¿En qué casos se debe realizar una liposucción?

Hay muchos casos en los que está indicada esta cirugía, por ejemplo:

  • Grasa localizada en una pequeña zona del cuerpo. Es común que se acumule grasa en una zona específica de la anatomía, en estos casos tanto el ejercicio como la alimentación pueden no resultar suficientes para hacer desaparecer la grasa de estas zonas.
  • Personas que realizan ejercicio físico moderado o intenso y que no consiguen reducir medidas. Por lo general, estos centímetros localizados no se pierden con ejercicio.
  • Personas con peso corporal adecuado que, sin embargo, tienen un abdomen pronunciado o grasa acumulada en los glúteos, piernas y/o espalda.
  • Hombre con ginecomastia que no responden a un tratamiento farmacológico.
  • Desproporción de las formas corporales, por ejemplo, personas con piernas muy gruesas, o glúteos prominentes. 
  • Personas que quieren mejorar la proporción de las formas corporales, para obtener una apariencia más equilibrada.

Hay que recalcar que, en ningún caso, se debe utilizar la liposucción para bajar de peso. Para someterse a esta intervención quirúrgica la persona no debe tener más de un 20% de sobrepeso. Es responsabilidad del doctor determinar si un paciente es apto para someterse a este tipo de intervención.

Otra contraindicación se refiere a las madres, la liposucción no debe realizarse a mujeres que estén lactando o se encuentren próximas a dar a luz.

Operación de Liposucción en TOLEDO

La liposucción en Toledo en nuestra clínica es un procedimiento de vanguardia realizado por cirujanos acreditados y con amplia experiencia en este tipo de cirugías. 

Existen muchos beneficios relacionados con el proceso de liposucción en Toledo, si estás en tu peso corporal ideal y quieres eliminar grasa acumulada, contacta con una de las mejores clínicas de cirugía plástica de Toledo para una evaluación preliminar para tu liposucción.

También es importante que el paciente presente un cuadro médico óptimo, para asegurarse de ello, nuestro equipo médico realiza varios exámenes para determinar el estado de salud de cada paciente. 

Postoperatorio de una operación de liposucción

Dependiendo del tipo de anestesia utilizada, la intervención será ambulatoria o no. Si se usa anestesia general o epidural, el paciente debe permanecer hospitalizado por lo menos 24 horas. En el caso de anestesia local, el paciente se puede abandonar el centro médico el mismo día del procedimiento, si no se han producido complicaciones.

Inmediatamente después de la operación, se debe usar una faja de compresión, en algunos casos el cirujano la coloca en el mismo quirófano. Esto acelera los resultados y previene algunos problemas.

Es común que los pacientes experimenten dolor e hinchazón al finalizar el efecto de la anestesia. Esto se debe al movimiento de la cánula dentro del cuerpo, y los traumatismos que pueden derivarse. El aspirado provoca algunas lesiones se pueden generar molestias, que con un correcto proceso postoperatorio, desaparecen de inmediato. Para aliviar esto, el médico prescribe analgésicos y antiinflamatorios que deben tomarse durante los días posteriores a la intervención.

En cualquier caso, se debe seguir un período de reposo. La persona debe evitar esfuerzos físicos por 2 semanas, absteniéndose de trabajar, salir de casa con frecuencia, realizar tareas del hogar, etcétera. Tras varios días, el paciente puede ir incorporándose paulatinamente a sus actividades cotidianas y a las pocas semanas puede incluso realizar esfuerzos y ejercicios intensos.

El cirujano hará las revisiones necesarias para verificar la perfecta cicatrización y asegurarse de que no haya sangrado ni otros problemas. 

En algunos casos se pueden realizar masajes manuales para favorecer el drenaje linfático, también se debe tomar agua para que las toxinas se liberen del cuerpo.

¿Cómo y en qué zonas se realiza una liposucción?

Este procedimiento se puede realizar en distintas zonas del cuerpo, sin embargo, en ciertas zonas se efectúa con mayor frecuencia. Esto se debe a que el organismo está determinado genéticamente para acumular grasa en determinadas partes de la anatomía. Por ejemplo, la liposucción en Toledo se realiza habitualmente en el abdomen, los glúteos, las piernas y la espalda. 

Liposucción de piernas y glúteos

El procedimiento en las piernas y glúteos se realiza en común, ya que por lo general el aumento del tejido adiposo está presente en ambas zonas. La liposucción en Toledo para piernas y glúteos se realiza de la siguiente manera:

En las piernas, la grasa se suele acumular a los lados de los muslos, esta grasa es muy difícil de reducir por medio de ejercicios, dieta, masajes o cualquier técnica no invasiva.

En los glúteos, la grasa se acumula por lo general de manera uniforme, muchas veces formando celulitis. En esta zona el cirujano extrae grasa para mantener o crear la forma redondeada del glúteo. Los resultados suelen ser muy estéticos.

Liposucción en brazos

Reducir la grasa localizada en los brazos puede ser muy difícil con ejercicios y dieta. Incluso personas con peso corporal adecuado, que realizan entrenamiento físico intenso, pueden presentar acumulación de tejido adiposo en los brazos.

Por lo general, la grasa se acumula en la zona interna del brazo, provocando flacidez y la formación de lo que se conoce como “brazos de murciélago”. 

En estos casos se recomienda una liposucción, con este proceso conseguimos retirar la grasa sobrante y contribuir con una apariencia corporal más estética en esta zona del cuerpo.

Liposucción Facial

En el rostro, el cirujano extrae pequeñas cantidades de grasa localizada, para esculpir las facciones. Con la liposucción en el rostro, se contribuye a generar un efecto rejuvenecedor, se favorece la tonicidad muscular adecuada y se corrigen las formas.

Las personas con sobrepeso e incluso obesidad, que reducen sus medidas por medio de ejercicio físico y alimentación adecuada, suelen tener un problema con la acumulación de grasa en la zona de la cara. En estos casos una liposucción es el método adecuado para obtener una apariencia armónica.

Una de las motivaciones más frecuentes para realizar en el rostro una liposucción en Toledo es la reducción de la papada. Esto es muy efectivo y los resultados se mantienen a largo plazo.

Liposucción antes y después

La liposucción en Toledo es una de las intervenciones estéticas más efectivas, su recuperación es prácticamente inmediata y los resultados son visibles desde el primer momento.

Para evaluar la efectividad de este procedimiento, basta con comparar las fotografías de la liposucción antes y después. La apariencia es mucho más armónica, la piel adquiere un mejor tono muscular y las cicatrices no son percibidas a simple vista.

La liposucción tiene efectos casi inmediatos, además en la mayoría de los casos es suficiente con extraer una cantidad de grasa muy reducida para lograr efectos evidentes. Además, los efectos perduran, si la persona no aumenta de peso y mantiene una alimentación equilibrada, no necesitará someterse a más intervenciones de este tipo.

Liposucción en Toledo | Precio

Como sucede en la mayoría de intervenciones médico estéticas, el precio final de la cirugía depende del tipo de proceso que vayamos a llevar a cabo y el estado del paciente, por tanto, el precio de una liposucción en Toledo es variable. 

En nuestra clínica estética llevamos a cabo un proceso previo de evaluación, con el que conseguimos determinar cuál es la mejor solución para cada paciente. En esta revisión determinamos el presupuesto en base al estado de salud general del paciente y sus características. 

Nuestro compromiso es ofrecerte el mejor resultado, para intervenir de forma específica en las zonas que presentan grasa acumulada.