• cicatrices elevacion mamas
  • cicatrices mastopexia
  • complicaciones elevacion mamas
  • complicaciones elevar pechos
  • complicaciones mastopexia

COMPLICACIONES ELEVACIÓN MAMAS

Las complicaciones elevación mamas pueden darse en una operación tan sencilla y aun contando con cirujanos con una experiencia notable como la del centro estética de Toledo. La paciente debe tener en cuenta y asumir que se pueden producir complicaciones. Incluso cuando el equipo está perfectamente formado y pone todo el empeño en que la intervención sea un éxito debe tenerse en cuenta que todo proceso quirúrgico es sensible de presentar complicaciones. Someterse a la intervención implica que la paciente endiente y asume que se pueden producir complicaciones. Por eso llevar a cabo el proceso preoperatorio con el mayor de los cuidados puede evitar gran parte de las complicaciones elevación mamas que puedan surgir.

COMPLICACIONES ELEVACIÓN PECHOS: CICATRICES

Una de las principales complicaciones son las cicatrices que puedan quedar. Aunque la intervención quirúrgica se lleva de la manera más minuciosa posible, las cicatrices son inevitables. No obstante son visibles pero están en sitios estratégicos para poder disimularse. El proceso de cicatrización es más complicado y tardará más si la paciente es fumadora. Por lo que recalcamos la importancia de seguir el proceso postoperatorio. Si se siguen las indicaciones del especialista se conseguirá que las cicatrices curen más rápidamente y con la menor visibilidad.

En ciertos casos se puede producir un cambio de sensibilidad tanto en la mama como en el pezón. Este desajuste de sensibilidad suele ser temporal aunque hay pacientes que pierden sensibilidad, total o parcial en el pezón. Aunque lo normal es experimentar cierta incomodidad tras la operación, la zona puede presentar entumencimiento o incluso mayor sensibilidad. El proceso de recuperación de la sensibilidad afectada puede ser duradera dependiendo del paciente. Por este motivo lo más recomendable es contactar con el especialista e informarle de cualquier cambio percibido en la zona intervenida. En todo caso, acudir a las revisiones periódicas, consultar las dudas que hayan podido surgir después de la intervención y seguir las recomendaciones del cirujano ayudará a que el proceso de curación sea de mayor calidad.