• preguntas cirugia mamas
  • preguntas frecuentes mamoplastia toledo
  • preguntas frecuentes reduccion pecho
  • preguntas sobre reduccion pecho
  • reducir tetas

PREGUNTAS FRECUENTES REDUCCIÓN DE PECHOS

Bien porque son dudas establecidas en el colectivo popular o por inquietudes que nos han planteado nuestras pacientes, aquí se reúne una lista de preguntas frecuentes reducción de pechos. Si tienes más preguntas acerca del proceso operatorio no dudes en consultarlas con nuestro equipo de especialistas en la clínica de Toledo.

¿SE PUEDE TOMAR EL SOL DESPUÉS DE UNA REDUCCIÓN DE MAMAS?

La respuesta es sí, siguiendo las mismas precauciones que una persona que no haya sido sometida a esta intervención. Las cicatrices no son notorias y quedarán perfectamente ocultas tras el bikini, pero si se quiere practicar topless es recomendable que pase un año para evitar el oscurecimiento de las cicatrices debido a la exposición del sol.

¿SE NOTAN MUCHO LAS CICATRICES DE UNA REDUCCIÓN DE SENOS?

Las cicatrices apenas son notorias, pero en ocasiones, la paciente deberá someterse a una nueva intervención para corregir la cicatriz.

¿PUEDO DAR DE MAMAR DESPUÉS DE UNA MAMOPLASTIA DE REDUCCIÓN?

Una paciente que se vaya a someter a esta cirugía debe de saber que existe una probabilidad alta de no poder dar el pecho en la lactancia. En ocasiones, cuando la areola y el pezón no han sido desplazados con mucho y siguen conectados a los conductos galactóforos, existe una posibilidad de que sí pueda dar el pecho a su bebé.

SE PUEDE HACER UNA REDUCCIÓN DE PECHO CON ANESTESIA LOCAL?

No, no se puede. Lo más aconsejable es utilizar la anestesia general, pero será nuestro cirujano el que decida el tipo de anestesia que utilice para cada paciente. Éste le detallará el proceso de la operación y de la administración de la anestesia.

¿CUÁNDO SE PUEDE VOLVER A LA VIDA NORMAL TRAS UNA REDUCCIÓN DE MAMA?

Si el trabajo que realiza la paciente no es muy forzoso, podrá volver a su trabajo a la semana o semana y media. Sin embargo, si el trabajo requiere de algún esfuerzo físico, a las dos semanas más o menos, pero con limitaciones, podrá incorporarse a la vida laboral. La paciente podrá volver a su vida normal por completo transcurrido un mes.