• como es operacion nariz toledo
  • como es operacion rinoplastia toledo
  • como es postoperatorio rinoplastia
  • como es una operacion de rinoplastia
  • como planificar rinoplastia toledo
  • como planificar rinoplastia
  • planificar operacion nariz
  • planificar rinoplastia toledo
  • planificar rinoplastia toledo

¿Cómo planificar una rinoplastia?

Lo más indicado para saber cómo planificar una rinoplastia es conocer de antemano todas las situaciones posibles. Además de ser consciente de los elementos que intervienen a la hora de ponernos en manos de un cirujano plástico.

La demanda actual nos indican cánones más naturales, evitando una excesiva elevación de la punta, menor resección de los cartílagos alares, más discreta reducción del dorso, etc. O lo que es lo mismo: el deseo del paciente es la de que su aspecto no denote una operación estética. Una subcorreción suele ser más usual que una hipercorrección.

La mejor manera de lograr lo anteriormente expuesto es que el cirujano programe la operación. Siempre con las vistas puestas en el concepto final deseado por el paciente. Obviamente, este resultado final puede variar debido a agentes propios individuales que influyen en la respuesta hística, y, por ende, en la imagen final de la nariz.

Para el cirujano todo comienza en la consulta inicial: desde ese momento empieza a valorar las opciones que puede presentar al paciente. Esto es un verdadero desafío para él, pues su tarea es aunar experiencia, pericia, pautas quirúrgicas y estéticas…con las características y siempre únicas de la nariz que va a tratarse. Por eso es en ese instante donde comienza la planificación de una rinoplastia, la cual ha de hacerse siguiendo de forma ordenada los parámetros adecuados y haciendo uso de los recursos que a continuación detallamos.

Planificar una rinoplastia de forma individualizada

Es imprescindible la completa empatía de paciente y cirujano. De esta manera, este último analizará síntomas, aspecto de la nariz, dimensiones, simetría en relación al conjunto facial, etc. Pero también será una labor indispensable por parte del cirujano hacer hincapié en el aspecto psicológico del paciente. Esta cuestión puede derivar la idoneidad de llevar o no a cabo la operación. Además preguntar al paciente cuales son sus expectativas en relación a la cirugía también puede arrojar una valiosa información para el cirujano. Todo ello nos dará las claves tanto a paciente como a cirujano para saber cómo planificar una rinoplastia.

Planificar una rinoplastia desde todos los prismas

Es imprescindible analizar parámetros tales como raza, edad, estatura o antecedentes médicos. Además de caracteres adquiridos por herencia, calidad de la piel y cicatrización. Así como la respiración a través de la nariz o algún tipo de problema en consecuencia.

Por lo expuesto, si hablamos exclusivamente de la nariz, es imprescindible estudiar los múltiples elementos anatómicos por los que sabremos cómo planificar una rinoplastia.

Apoyarse en material gráfico para la planificación

Un correcto estudio fotográfico se antoja indispensable a la hora de la planificación del preoperatorio de una rinoplastia. Además de su valor gráfico y de sus utilidad cuando se comparan los resultados tras la operación. Es un elemento básico para que el cirujano pueda bosquejar con trazos y líneas que definan el resultado deseado.

Han de tomarse los siguientes planos:

  1. Toma frontal.
  2. Toma de ambos perfiles.
  3. Toma de posición ¾.
  4. Una proyección con acercamiento que mostrará la base nasal con sus características anatómicas.

Es aconsejable la toma de fotografías es escala de grises. Un análisis exacto y cuyo objetivo es comparar el antes y después pasa por utilizar los mismos puntos de referencia, posiciones e iluminación.

Con el objetivo de que el paciente pueda visualizar una aproximación a lo que será el resultado final de su nariz tras la cirugía, el cirujano superpondrá un papel a las fotografías que contendrá las líneas y forma finales.

La planificación concluye en el mismo quirófano de Toledo. Acompañado de ese material gráfico anteriormente explicado que le servirá de guía, el cirujano intervendrá al paciente.

De manera especial, en la rinoplastia serán claves el criterio y experiencia del cirujano. El diálogo y el correcto entendimiento entre médico y paciente. Por consiguiente, el minucioso estudio y planificación de la cirugía serán los pilares sobre los que se edificará el éxito de la rinoplastia.