• antes de rinoplastia
  • clinica nariz toledo
  • clinica rinoplastia en toledo
  • como es antes operacion nariz
  • como es preoperatorio nariz
  • operacion nariz
  • preoperatorio nariz toledo
  • preoperatorio rinoplastia
  • antes operacion nariz

Preoperatorio rinoplastia

Lo fundamental antes de la operación es realizar al paciente un análisis de sangre, un análisis de coagulación y un electrocardiograma. Esto nos dará información sobre el estado de salud del paciente y ayudará al equipo médico a preparar un preoperatorio adecuado.

La inclinación de los pacientes que se someten a una rinoplastia tiende mas a adquirir un aspecto más natural y «no operado», corrigiendo los defectos que el paciente considere pero sin llegar a la hipercorrección.

Planificación del preoperatorio de una Rinoplastia

Es fundamental que el cirujano planifique la operación para que, por el motivo anterior, sea lo más real posible y apropiado el resultado final.

Tras la primera cita con el cirujano, él pondrá toda la información necesaria, que se puede llevar a cabo tras analizar las características partiulares del paciente. A partir de aquí se realiza la planificación de la operación, haciendo un análisis desde el punto de visto subjetivo y objetivo

Resultado rinoplastia

Análisis preliminar de una rinoplastia

Antes de la operación de nariz, con un análisis subjetivo lo que se consigue es analizar los síntomas, aspecto de la nariz y que le afecte psicológicamente. Es un factor que es justificable de corrección quirúrgica, pero en algunos casos puede no ser aconsejable. Será el cirujano de nuestra clínica en Toledo quién le informe al paciente sobre si es conveniente o no.

Con un análisis objetivo lo que se consigue es delimitar el tipo de paciente que quiere someterse a una rinoplastia.

Una vez que el cirujano tiene ya el análisis completo, se debe realizar un análisis fotográfico antes de la intervención.

hueso nariz operacion

Análisis fotográfico del preoperatorio de una rinoplastia

Es necesario realizar un análisis fotográfico de la nariz y de toda la cara, en general, del paciente, para un buen resultado. Además, es un elemento básico sobre donde el cirujano trazará proyecciones y líneas que van a dar un aspecto más real al resultado final. Las fotografías que se harán serán: frontal, perfil derecho, perfil izquierdo, posición tres cuartos y primer plano base nasal.